Oseberg: Navío funerario.

oseberg1

Equipo ADARQUA

En 1904 un navío maravillosamente conservado fue excavado en el yacimiento funerario de Oseberg, en el fiordo de Oslo (Noruega). Su cronología rondaba el 800 a. C. y hoy puede verse ya restaurado en el Museo de barcos Vikingos de Oslo. El hallazgo permitió comprender mejor las técnicas constructivas de la época, siendo además una auténtica obra e arte en cuanto a sus detalles y decoración.

La estructura de la nave, enterrada en arcilla, se encontró prácticamente intacta. la borda era quizá demasiado baja para navegar en mar abierto pero perfecta para las protegidas aguas de un fiordo. Se trata, por otro lado, de  una de las naves más antiguas en la que se han encontrado vestigios de un palo mayor. Incluso de las reparaciones que sufrió a lo largo de su vida.

En la tumba se descubrieron dos cuerpos, ambos de mujeres. Una tenía casi 30 años, y la otra era una anciana que padecía artritis avanzada. La joven pertenecía, sin duda, a una familia poderosa y la mayor era, probablemente, su esclava, sacrificada como parte de las creencias religiosas de este pueblo, para que siguiera atendiendo a su señora en el más allá.

Publicar un comentario