Los restos del Sinán

chino

Equipo Adarqua.


El Sampán o Junco chino, que es quizá el velero tradicional más antiguo que se conoce, ha conservado la forma original desde su aparición en el año 600 d.C. El casco posee una popa corta y carece de quilla. Probablemente se desarrolló a partir de una canoa doble de diseño primitivo.
Lo más característico era la configuración de sus mástiles y su empleo tanto para la guerra como para el comercio. El palo de trinquete se apoyaba fuera de la borda, a babor, mientras que los palos mayores y el de mesana estaban situados en línea en el centro de la cubierta. Por contra, el palo auxiliar de mesana se hallaba justo a un lado de la caña del timón, contribuyendo a facilitar el cambio de bordada.
Fueron los buques característicos del Mar de la China y tanto Gengis Kan como Kublai Kan los emplearon en sus intentos de conquistar el Japón.
 En 1975 un pescador descubrió, en la costa sudoeste de la República de Corea, los restos de un navío con un gran cargamento de objetos de porcelana del siglo XIV. Desde el Ministerio de Cultura, en colaboración con la Armada, recuperaron una buena cantidad de artefactos bien conservados como monedas de cobre, vasijas de Celedón, lingotes de plata y hierro y otros elementos de tipo doméstico. El navío estaba enterrado en un limo denso, lo que ayudó a la espectacular conservación del mismo.

Este navío probablemente comerciaba entre el Sur de China y Japón. Las naves que iban a Corea solían salir de China en ele verano y volver en el invierno, y las que iban a Japón aprovechaban los vientos del sudoeste a comienzos del verano, y aguardaban a los vientos del nordeste para volver en la siguiente primavera. 

Se cree que el navío naufragó hacia 1323, período de la dinastía Yuan; una época que destaca por una cerámica original y más imaginativa que la del período anterior.

Respecto a la nave, tenía ocho mamparos transversales y dos mástiles. El palo mayor medía cerca de 30.5 metros y el trinquete casi 25. Es probable que las anclas fueran del tipo de cuatro puntas de hierro, aunque no se encontró ninguna. El navío fue, al parecer, construido en el sur de China, con unas especies de pino rojo y abeto que sólo crecen en esa región.

Publicar un comentario