El Haddock y el Tramontana III

el-Haddock-AdARQUA

Equipo AdARQUA

 

Pues si, algunos ya conocéis al Haddock, el barco que nos ha estado llevando y trayendo a Isla Grosa. Es pequeño pero muy marinero. Y, aunque hubo que hacerle una pequeña puesta a punto, se porta muy bien, y aguanta los levantes como un campeón. 
Tiene una bañera cómoda y espacio para llevar los equipos y el material, todo arranchado y en orden.
El motor no acompaña todo lo que nos gustaría. El suyo original lleva una temporada convaleciente, con una tos muy fea (algo del carburador), y llevamos uno de 25 caballos que  hace lo que puede pero no basta con mal tiempo y mar de popa.
Afortunadamente, la Asociación de Centros de Buceo nos ha prestado el Tramontana III. La única pega es que tiene la borda alta y cabecea mucho cuando está fondeado, si hay marejada. A cambio, tiene mucho espacio, sombra en cubierta y es muy cómodo para subir y bajar los equipos de buceo.

Son dos barcos estupendos, que cuidan de nosotros; y en manos de Tico, el patrón, hacen maravillas. Otro día hablaremos de él, de Tico, que también nos cuida. Hoy los protagonistas son ellos que, con su balanceo constante, nos acompañan cada día en esta aventura. Durante este mes los podréis ver amarrados en el Tomás Maestre, que nos ha cedido un punto de amarre mientras dure la investigación. ¿No son una preciosidad?

Publicar un comentario