Visita a Madrid. 23 de noviembre de 2013

dia-marinero-en-madrid

Equipo AdARQUA

 
Efectivamente, el pasado 23 de noviembre tuvimos la ocasión de disfrutar de un día muy marinero en Madrid, gracias a nuestros amigos de la Fundación Museo Naval y Navalmil Ediciones.
A lo largo de la jornada tuvimos ocasión de disfrutar de dos exposiciones excelentes: Blas de Lezo. El valor de mediohombre, en el Museo Naval, y  La exploración del Pacífico: 500 años de Historia, en la Casa de América
Con El valor de mediohombre, el Museo Naval recupera la memoria de Blas de Lezo, uno de los marinos más importantes de la historia naval española. Sus hazañas navales, su participación en episodios clave del siglo XVIII, su coraje en combate, sus convicciones inquebrantables, su honestidad en la defensa de los intereses de España y su formación ilustrada, trazan un relato épico de su vida y una biografía que por sí sola retrata un siglo de nuestra historia.
La exposición se adentra por primera vez en la figura del marino y enmarca su trayectoria vital en el contexto de la primera mitad del XVIII, el siglo de oro de la construcción naval española y el de su poderío naval, previo a la decadencia que precipitaría la derrota en la batalla de Trafalgar. La muestra reune 92 piezas procedentes del Patrimonio de la Armada, de distintos museos nacionales, internacionales, de archivos históricos y de colecciones particulares que glosan la vida del marino y permiten contextualizar la época que vivió.
La Exploración del Pacífico, por su parte, conmemora el quinto centenario de la llegada de Vasco Núñez de Balboa al Océano Pacífico y se trata de un proyecto conjunto de la Casa de América y el Museo Naval: un recorrido por la historia marítima de los últimos 500 años desde el primer avistamiento europeo del Pacífico (en 1513), hasta la lucha por las islas de las especies con Portugal; de la primera vuelta al mundo, a la ruptura con los mitos y leyendas sobre el fin del mundo una vez traspasados los océanos; del Lago Español a la llegada española a Australia, pasando por el Galeón de Manila.
La muestra también recorre el Pacífico durante la época de la Ilustración, profundiza en los últimos viajes y exploraciones, y llega hasta la actualidad. Todo gracias a numerosas piezas originales (más de 170), como brújulas, mapas, cuadros, maquetas o cañones.
Dos exposiciones que sin duda recomendamos: piezas muy bien elegidas, una museografía clásica pero con sólidos recursos didácticos y dos temas apasionantes para los amantes del mar y la Historia. 
Una jornada estupenda en la que además tuvimos ocasión de poner cara (por fin) a muchos de nuestros socios y a nuestros amigos de la Fundación y de Navalmil. Cerramos con unas cañas y unas tapas, como debe ser, y brindamos a la salud de todos aquellos que surcaron los mares con los que nosotros soñamos.
Gracias a todos los que hicisteis posible este día compartiéndolo con nosotros. Habrá que repetir ¿no?

 

Publicar un comentario